Qué es un certificado SSL

Qué es un certificado SSL. Protocolo HTTPS

Certificados SSL ¿Para qué sirven?

Seguro que, en alguna ocasión, has navegado por Internet y te has encontrado con el término ‘certificado SSL’. De hecho, lo más probable es que no tuvieses ni idea de a qué se refería. Si es así, aquí vamos a ayudarte. Y es que, en este artículo, vamos a explicarte con exactitud y de la manera más sencilla posible qué y para qué sirve.

¿Qué es un certificado SSL?

El término SSL proviene del acrónimo inglés ‘Secure Sockets Layer’, que puede traducirse en castellano como ‘Etiqueta de Conexión Segura’. Esto ya da una pista bastante interesante acerca de su utilidad, aunque este es un tema que abordaremos un poco más adelante. Por lo tanto, este certificado puede definirse como la credencial que asegura que la vinculación entre el ordenador de un usuario y el servidor que mantiene una página web no conlleva ningún riesgo para el primero.

¿Para qué sirven los certificados SSL?

El objetivo primordial de los certificados SSL es el de garantizar la seguridad de la información del usuario al navegar por Internet. Debes tener en cuenta que, al entrar en cualquier página web, envías una cantidad importante de tus datos personales. Si estos no están protegidos, cualquier sujeto malintencionado como, por ejemplo, un ‘hacker’, puede hacerse con ellos y aprovecharse para su beneficio. Solo tienes que imaginar el daño que sufrirías si uno se hace con tus datos bancarios tras hacer una compra en Internet.

Los certificados SSL aseguran que la información que envías al servidor de la web está perfectamente cifrada y es inaccesible para nadie. En caso de no ser así, te avisará. Por ejemplo, una buena manera de saber que el portal web en cuestión no cuenta con ellos es que su dirección URL, es decir, la que utilizas para acceder al contenido, no comienza con el protocolo ‘https:’. Si es ‘http’ o cualquier otro, ten cuidado.

¿Cómo funcionan los certificados SSL?

Para que te hagas una idea de cómo funcionan este tipo de certificados, vamos a usar una analogía. Imagina que, por ejemplo, un amigo te ha llamado para que vayas a recoger un paquete a un lugar determinado. Sin embargo, no conoces de nada a esa persona ni sabes cómo es, lo mismo que a ella le sucede contigo. Cuando llegáis al punto de encuentro, ambos os mostráis vuestros documentos de identidad para estar seguros de que cada uno es el que dice ser.

Los certificados SSL tienen un funcionamiento parecido, aunque llevado al universo de Internet y a las relaciones entre usuarios y páginas web. Y es que el propósito del servidor, mediante este tipo de elementos, es garantizar que eres el que dices ser para que cada cada compra o aporte de información esté a salvo de usuarios malintencionados que tengan la intención de leer, copiar o descifrar los datos.

Además, el protocolo SSL en el que se basan estos certificados posee la ventaja de que no resulta especialmente complejo pero sí muy seguro. En concreto, lo que hace es crear una conexión única entre el usuario y el servidor que hospeda a la página web y, a continuación, generar una clave de seguridad de 128 o 256 bits, según el caso, que solo es conocida por ellos dos. Gracias a estas contraseñas de seguridad, la información queda perfectamente cifrada desde el punto A al B, por lo que solo ambos pueden saber lo que están intercambiando.

Seguridad indispensable para los negocios

La utilidad, la confianza y la sencillez de los certificados SSL hacen que, hoy en día, sea el sistema más utilizado por las empresas que necesitan intercambiar información privada con sus usuarios. Por este motivo, si es también tu caso, no deberías dudar en implementarlos en tu portal.

Qué es un certificado SSL
5 (100%) 4 votes