Redes sociales, ventajas y desventajas

Redes sociales

Las redes sociales son un aspecto de la vida moderna que ha llegado para quedarse. Hoy en día, es extremadamente raro encontrarse a una persona que no tenga un perfil en al menos una de las plataformas más conocidas de este tipo: Facebook, Instagram, Snapchat o Twitter forman parte fundamental de la manera en la que muchos individuos entienden el mundo.

¿Por qué se han hecho tan populares tan rápidamente las redes sociales? Sin duda, su capacidad para conectarnos con personas de todo el mundo y la ventana que nos abren a otras realidades han tenido mucho que ver con su rápida expansión. También el hecho de que ayuden en aspectos tan importantes como los negocios o incluso el amor han jugado un papel muy importante en este sentido.

Sin embargo, cada vez más expertos están mostrando su preocupación por las posibles consecuencias negativas que pueden acarrear el uso indiscriminado de estas plataformas. Psicólogos, médicos, educadores y sociólogos están tratando de investigar a toda prisa cuáles pueden ser los efectos secundarios de este tipo redes.

Aún así, a pesar de que puedan tener tanto aspectos positivos como negativos, lo cierto es que muchas personas (especialmente entre las generaciones más jóvenes) ya no pueden entender el mundo sin el uso de las redes sociales. Por eso, en este artículo hablaremos de cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes, para que puedas estar realmente informado sobre los efectos que pueden tener estas plataformas sobre tu vida, tus negocios y tus relaciones.

Ventaja 1: Conexión con gente de todo el mundo

Facebook, una de las redes sociales más importantes de todos los tiempos, comenzó siendo una plataforma que permitía a antiguos compañeros de universidad encontrarse una vez que ya se habían graduado. Aunque ahora mismo estas páginas tienen muchos más usos y han evolucionado de forma increíble, una de sus principales ventajas sigue siendo la oportunidad que nos dan para conectar con gente sin importar la distancia a la que se encuentre.

Hoy en día, con un perfil en Facebook, Instagram o Twitter, puedes hablar con personas de cualquier parte del mundo, intercambiar ideas con ellos, o incluso mantener el contacto con antiguos amigos y conocidos aunque se encuentren a miles de kilómetros de distancia. Puedes, incluso, reencontrarte con personas a las que conocías hace años y volver a retomar la relación que tenías con ellas.

Desventaja 1: Pueden llegar a ser muy adictivas

Sin duda uno de los mayores problemas que presentan las redes sociales es que pueden acabar dejando de ser simples herramientas para convertirse en una pieza central de nuestra vida. Para muchas personas, su perfil en su plataforma favorita es prácticamente lo más importante del mundo; estos individuos pueden acabar desarrollando problemas serios, como por ejemplo ansiedad si no consiguen el número de likes que quieren.

Por desgracia, la adicción a las redes sociales es un fenómeno cada vez más común en el mundo desarrollado. No solo más y más personas muestran síntomas clásicos de este trastorno psicológico cada día que pasa, sino que además estos comienzan cada vez más pronto. Hoy en día, no es raro ver a adolescentes o incluso niños pequeños llevar un móvil a todas partes y mantenerse enganchados a su pantalla, buscando la atención que este tipo de plataformas puede proporcionarles.

Ventaja 2: Permiten conocer opiniones alternativas

Uno de los atractivos más grandes de las redes sociales es que en ellas, prácticamente cualquier persona puede transmitir sus pensamientos y conseguir llamar la atención sobre ellos. Esto significa que los medios de comunicación tradicionales, como la televisión o los periódicos, han dejado de tener la exclusividad en cuanto a qué ideas pueden ser encontradas por la mayoría de la población.

Antiguamente, tan solo unos pocos podían alcanzar la popularidad necesaria para ser escuchados por una cantidad significativa de gente. Hoy en día, por el contrario, casi cualquier persona puede convertirse en alguien influyente a través de Internet y las redes sociales. ¿Tienes un mensaje que transmitir? Siempre puedes comenzar tu propio blog o podcast y compartirlo en Facebook para llegar a miles de oyentes, o abrir una cuenta de Twitter en la que expresar tus pensamientos de tal manera que mucha otra gente pueda verlos.

Esta facilidad para transmitir formas de pensar y llegar a muchas personas hace que puntos de vista que antes jamás se habrían podido dar a conocer hoy en día sean muy fáciles de encontrar. Gracias a Internet y las redes sociales, ahora mismo vivimos en un verdadero libre mercado de ideas, algo que puede traernos multitud de beneficios.

Desventaja 2: Tienen un gran impacto en nuestras emociones

Incluso en el caso de que no se llegue a desarrollar una adicción severa a las redes sociales, multitud de estudios están poniendo de manifiesto que el uso continuado de estas plataformas puede tener una serie de consecuencias muy preocupantes sobre nuestra psicología.

Quizás el efecto más dañino que las redes sociales pueden tener en nuestra mente es el asociado a la sobrecarga de información inherente a estas plataformas. Nuestro cerebro se desarrolló en un entorno en el que el conocimiento era escaso; nuestros antepasados solo podían preocuparse por temas como dónde conseguir comida, cómo iban a protegerse del frío y la lluvia, y cuál era la mejor manera de protegerse de los depredadores.

Por el contrario, con el uso de las redes sociales, hoy en día podemos saber en tiempo real qué desgracias están pasando al otro lado del mundo. Esto puede ser muy bueno para fomentar la conciencia social sobre determinadas causas; pero a nivel individual, los estudios muestran que escuchar constantemente malas noticias sobre las que no podemos hacer nada nos vuelve apáticos y nos roba nuestra energía y motivación.

Ventaja 3: Ofrecen multitud de oportunidades a nivel laboral

Otra de las principales ventajas de las redes sociales es que pueden tener un impacto extremadamente beneficioso sobre el aspecto económico de nuestra vida. Además, esto es igualmente cierto tanto si eres un trabajador por cuenta ajena, como si quieres abrir tu propio negocio o trabajas como autónomo para distintos clientes.

Por ejemplo, si trabajas para una empresa como empleado o quieres hacerlo, las redes sociales pueden convertirse en uno de tus mayores aliados a la hora de encontrar un puesto interesante. En los últimos tiempos, la mayoría de compañías no se molestan en mirar currículums; tan solo tienen que echarle un vistazo a plataformas como Linkedin para encontrar un candidato que se ajuste a lo que están buscando.

Por otro lado, si quieres expandir tu propio negocio o necesitas conseguir nuevos clientes para tu trabajo como autónomo, las redes sociales también pueden ser una de las herramientas más efectivas para ti. Hoy en día, cualquiera puede crear una campaña publicitaria en Facebook o Instagram y conseguir multitud de nuevos seguidores pagando muy poco dinero. De hecho, muchas grandes empresas han abandonado casi por completo la publicidad tradicional y se están centrando sobre todo en el uso de estas plataformas para obtener nuevos clientes.

Desventaja 3: Estafas y robos de datos

Quizás uno de los peligros de las redes sociales que más preocupan a la mayoría de la gente es la puerta que abren estas plataformas a problemas como la suplantación de identidad, la copia de tarjetas de crédito, la venta de productos defectuosos y otro tipo de fraudes. Ya no basta con mantener el ordenador a punto y un antivirus con firewall (que era nuestra mayor preocupación hace tan solo unos años), ahora las diferentes redes sociales y los múltiples accesos abren muchas fisuras de seguridad que hasta hace poco eran totalmente desconocidas.

Como ya hemos comentado, hoy en día cualquier persona puede comenzar una campaña publicitaria en Facebook o Instagram y llegar a miles de individuos por un coste muy bajo. El problema es que no todos los que emprendan esta acción van a tener buenas intenciones. Por ejemplo, es muy común encontrar “tiendas online” promocionando productos con descuentos increíbles a través de las redes. Muchas veces, las personas que han intentado aprovechar estas ofertas se han encontrado con que el producto realmente no existía, y con la desagradable sorpresa de que la página a través de la que intentaban comprar ha duplicado los datos de su tarjeta.

Otro posible peligro relacionado con este último es el de la suplantación de identidad. Esto es algo que normalmente ocurre entre los más jóvenes, por ejemplo en casos de bullying; pero puede darse en muchos otros contextos. Lo que generalmente ocurre es que alguien se abre una cuenta falsa haciéndose pasar por otra persona o incluso por una empresa, con la intención de perjudicar directamente al afectado o robarle información personal.

Por suerte, estos peligros son mucho menos comunes de lo que pudiera parecer. Aún así, cuando realmente se dan, pueden convertirse en un serio problema para las personas que los sufren.

Ventaja 4: Permiten conocer a personas con intereses comunes

Antiguamente, si querías hacer nuevas amistades o conocer a personas con las que tuvieses varias cosas en común, tu única opción era apuntarte a algún tipo de club o asociación o salir a la calle a tratar de encontrar a alguien compatible contigo. Este proceso normalmente era más frustrante que otra cosa, ya que incluso en el caso de que vivieses en una ciudad muy grande en la que hubiese montones de actividades y cosas para hacer, lo más probable es que la mayoría de la gente a la que conocieses en ellas no fuese la clase de individuos con los que te gustaría formar una amistad.

Sin embargo, hoy en día las redes sociales han cambiado por completo esta realidad. Ahora mismo, en prácticamente cualquier ciudad del mundo con un tamaño decente, puedes encontrar a través de Facebook o plataformas como Couchsurfing o Meetup a cientos de personas que comparten tus mismos intereses, opiniones y visiones del mundo.

¿Estás viajando solo por algún país exótico? Puedes conocer gente en tu misma situación utilizando las redes sociales. ¿Te interesa algún hobbie poco común, como el quidditch o el acroyoga? Tranquilo, una búsqueda rápida en Facebook te permitirá encontrar grupos de personas que se reúnan cerca de ti para practicar cualquier tipo de afición.

Incluso si vives en un lugar mucho más pequeño, en el que no te sea sencillo conocer a gente similar a ti en la vida real, las redes sociales te dan la oportunidad de conectar con individuos de todo el mundo a través de Internet. Este tipo de relaciones pueden no ser un sustituto 100% eficaz de las amistades que haces en persona, pero aún así pueden llegar a ser extremadamente gratificantes.

Desventaja 4: Dan voz a opiniones y actitudes dañinas

Como ya hemos visto, una de las principales ventajas de las redes sociales es que prácticamente cualquier persona con una conexión a Internet puede alcanzar cierta fama gracias a ellas. Por desgracia, esto no solo se aplica a aquellos que tienen un mensaje positivo, interesante o beneficioso que compartir con el mundo.

La realidad es que, por cada cuenta en una red social que aporta algo de valor al mundo, existen al menos el mismo número de ellas que pueden llegar a ser perjudiciales. Los daños que puede causar una persona en este tipo de plataformas son muy variados, y van desde una simple molestia hasta la promoción de ideas o visiones del mundo extremadamente peligrosas.

Por ejemplo, un troll (una persona que se dedica a criticar e insultar en redes sociales y otras plataformas similares) normalmente no pasa de ser una molestia, y en ocasiones incluso puede ser divertido observar sus intentos para llamar la atención de los demás a toda costa. Por el contrario, los líderes de movimientos realmente perjudiciales (todos aquellos que promuevan el odio de alguna manera) pueden encontrar en Internet una vía para transmitir su mensaje y conseguir más seguidores de los que tendrían de poder expresarse únicamente en la vida real.

Ventaja 5: Son una gran fuente de entretenimiento

La última gran ventaja de las redes sociales es que pueden utilizarse para llenar nuestro tiempo de una manera muy estimulante. Por ejemplo, hoy en día, el mayor proveedor de entretenimiento audiovisual sin duda no es Antena 3 ni Televisión Española: YouTube cuenta con muchos más seguidores que cualquier cadena de televisión actual.

Lo mismo ocurre en otros ámbitos como los videojuegos (terreno en el que Facebook se está convirtiendo en uno de los líderes indiscutibles de mercado), la fotografía (Instagram es posiblemente la plataforma de referencia en este sentido), o la música (con YouTube como medio de expresión para los artistas más conocidos, y otras páginas como SoundCloud ayudando a los pequeños artistas a darse a conocer).

Desventaja 5: Censura

La última desventaja de las redes sociales de la que vamos a hablar es una que ha empezado a aparecer tan solo recientemente. En un principio, Internet es un lugar donde cualquier opinión tiene cabida. Como ya hemos visto antes, esto implica que incluso personas con creencias peligrosas pueden conseguir una audiencia más o menos grande, lo que puede suponer un cierto riesgo si sus ideas acaban provocando daños en el mundo real.

Sin embargo, existe un peligro asociado a este último que en muchos sentidos es exactamente el contrario: la censura. Hoy en día, unas pocas plataformas controlan en gran medida la opinión pública y la información a la que tienen acceso la mayoría de los ciudadanos. Para mucha gente, si algo no aparece en Google, o no se puede encontrar en YouTube o Facebook, simplemente no existe.

Esto en principio no tiene por qué ser malo; pero les da a estas empresas un poder increíble sobre qué tipo de creencias desarrolla la población. Si las redes sociales deciden empezar a cerrar perfiles de personas cuyo mensaje no les interesa, estas formas de pensar lo tendrán muy complicado para no desaparecer por completo en muy poco tiempo. Por desgracia, esto no es algo puramente teórico, sino que ya está pasando.

En los últimos años, los casos de perfiles en redes sociales que han sido completamente eliminados por dar opiniones controvertidas no han dejado de crecer. De momento el tema no parece especialmente preocupante; pero una vez que se empieza a jugar con la libertad de expresión de las personas, el peligro de que este tipo de prácticas se haga cada vez más frecuente es muy real.

Conclusión

Las redes sociales han revolucionado por completo la forma de vida de muchísimas personas. Hoy en día, cada vez más individuos (y no solo aquellos pertenecientes a las generaciones más jóvenes) son incapaces de entender el mundo sin el uso de estas plataformas. Sin embargo, como hemos podido ver, este tipo de páginas pueden llegar a ser un arma de doble filo.

Muy posiblemente, evitar por completo el uso de las redes sociales debido a sus desventajas sea algo que no tenga sentido para ti. Aún así, es perfectamente posible prestarle más atención a los problemas que pueden traer estas plataformas, y cambiar de forma consciente nuestra forma de utilizarlas para minimizar sus riesgos a la vez que aprovechamos al máximo sus ventajas.

Redes sociales, ventajas y desventajas
5 (100%) 1 vote